Análisis técnico: En la oscuridad también está el mérito

Supo sobreponerse a una fase en la que tenía perdido el control del centro del campo –que no de la situación–, pero los movimientos de Lopetegui tras el descanso sirvieron para rectificar esa circunstancia y al buen trabajo del sistema defensivo sumó una gran capacidad para defender con el balón. Y eso fue justo lo que hizo peligrar el triunfo aproximadamente del minuto 20 al 45. El Valladolid logró generar superioridad numérica por dentro con ese falso 1-4-4-2 en el que los extremos se juntaban para ahogar a Banega y Joan Jordán. Éstos jugaban un cuatro contra dos en inferioridad debido a que Fernando estaba muy atrás y Ocampos y Nolito se situaban aislados en las bandas. Los porcentajes de posesión, muy a favor del Sevilla en los primeros quince minutos (33% vs 67%), cayeron hasta un 43%-57% al descanso, sumándose además llegadas aisladas pero con peligro del Valladolid, como el palo de Sandro, y faltas peligrosas al borde del área.

Ver Noticia

Deja un comentario