Una primera vuelta de corte bipolar

El Sevilla de Julen Lopetegui es el mejor visitante de la historia del club hasta la fecha… y uno de los menos fiables jugando en el otrora fortín del Ramón Sánchez-Pizjuán. Ése es el corte bipolar que tiene un equipo que cuando tiene que llevar la iniciativa del juego en su casa, ante su gente y con el empuje de los suyos en los momentos malos, como pasó ante el Athletic, es incapaz de transformar en goles el juego, mucho más artificioso en la elaboración que práctico y profundo en las llegadas y los remates. Es la principal conclusión que se puede sacar al término de la primera vuelta, a la que llega el Sevilla dentro de los objetivos marcados por el club a principios de temporada a tenor con el enorme esfuerzo hecho para cambiar la plantilla. Tras el triunfo del Atlético, el Sevilla de Lopetegui es cuarto, y no se puede dormir en los laureles.

Ver Noticia

Deja un comentario