El último pelotazo del Sevilla y Monchi

Lucas Ocampos (Quilmes, Argentina, 1994) parece un boxeador metido a futbolista, pero aunque corra como un avestruz despistado, no se engañen: sabe de qué va esto y puede meter una pelota por el sitio más inverosímil y también hacer un caño de malabarista. El argentino del Sevilla, flamante internacional con la albiceleste (donde lleva dos goles en dos partidos) es una de las sensaciones de la Liga. En Marsella, los aficionados del Olympique, se tiran de los pelos y no entienden a sus directivos por haberse dejado ‘robar’ por Monchi. En el Sevilla sonríen, huelen que Ocampos va a convertirse en su enésimo pelotazo. Los 15 millones invertidos por Lucas Ocampos se han triplicado durante este corto espacio de tiempo, cuestión (hipotético traspaso) que el club ni se plantea y no deja de pintar un futuro azul, pues la plusvalía que pueden sacar los nervionenses será más que considerable, sobre todo teniendo en cuenta que la cláusula del argentino es de 70 millones de euros.

Ver Noticia

Deja un comentario