La vuelta al mundo en 80 ligas de Poulsen

De Londres a París en tren. De Kholby a Allahabad en elefante. De Hong Kong a Shangai en una goleta. De Dublín a Liverpool en barco y de allí vuelta a Londres para regresar al Reform Club, donde Phileas Fogg había pactado la apuesta que le impulsó a dar la vuelta al mundo en 80 días. Y si un estirado inglés logró dar la vuelta al mundo a finales del siglo XIX utilizando los rudimentarios medios de locomoción de la época y con la única ayuda de un mayordomo francés de nombre premonitorio (Jean Passepartout) no iba a ser menos un ‘gran danés’ como Christian Poulsen. El centrocampista no nació en la adelantada imaginación de Julio Verne, pero por su tendencia a cambiar de lugar bien podría serlo. Y es que Poulsen parece estar persiguiendo el mito de Phileas Fogg en cada paso que ha dado a lo largo de su carrera.

Ver Noticia

Deja un comentario