Informe técnico: La precisión de Óliver Torres a alto ritmo

Con dos malas entregas del Levante, debido a la presión alta del Sevilla, y un gol de calidad que no habría subido al marcador de mediar el VAR, el Sevilla finiquitó a un Levante que sólo fue combativo a arreones, cuando superó precisamente esa primera línea de obstáculos que puso el equipo de Lopetegui en los tres cuartos. Óliver Torres entendió perfectamente el partido gracias a su precisión para jugar rápido, con criterio y agilidad mental a un ritmo alto, el que impuso el Sevilla al inicio de cada parte. Su gol, el tercero, fue la guinda a un buen partido en el que, por fin, pareció encontrar su sitio. Pero como ganó el partido el Sevilla fue con su avidez para apretar la salida del balón del Levante, o tras las pérdidas propias. El equipo de Lopetegui, empujado desde atrás por Fernando, se comportó como una manada de lobos acosando a su presa.

Ver Noticia

Deja un comentario