Caparrós, de solución a laberinto

Sonó fuerte el «Pepe Castro, dimisión» que ya se oyó en la final de la Copa del Rey y en algún momento de esta temporada. La figura de Caparrós, en cambio, ha quedado incólume. El sevillismo no lo culpa directamente de la oportunidad histórica que puede perder el club de meterse en una Champions más barata que nunca. Matemáticamente aún tiene opciones, pero a nadie escapa que ya es una quimera. Pero si algo dejó claro el paseo militar del equipo de Mauricio Pellegrino es que a Monchi casi se le ha resuelto sola la primera ecuación a resolver en su regreso: la continuidad de Caparrós frente a la apuesta por un proyecto totalmente nuevo. Ahora surge otra, qué rol darle al técnico utrerano.

Ver Noticia

Deja un comentario