Vitolo, el pánzer canario

Vitolo, un manojo de nervios desde su infancia, empezó a jugar al fútbol a los siete años en el equipo de su barrio, el Árbol Bonito, de Las Palmas. Entonces empezó a correr y no ha parado hasta hoy. Superó unas pruebas para entrar en la cantera de la Unión Deportiva Las Palmas y desde entonces su potencia y sus maneras de fondista le están elevando a la cima del fútbol español. “Es un futbolista de una excelente calidad técnica, a las que une unas poderosas condiciones físicas”, argumenta Moisés de Hoyo, preparador físico del Sevilla, muy contento con el rendimiento de un jugador que destroza los exámenes físicos del conjunto andaluz.

Ver Noticia

Deja un comentario