Un Rakitic distinto

Puede existir un nuevo jugador dentro de otro, pues el paso de los partidos, con sus consiguientes entrenadores, sistemas, compañeros o incluso lesiones, llevan a muchos profesionales a mutar. A veces, en mejores futbolistas, a veces, simplemente, en futbolistas distintos. Quizá es esto lo que le ha ocurrido a Ivan Rakitic durante su proceso de madurez, un Rakitic que regresaría a Nervión siendo diferente al que se fue. Porque el suizo-croata (hasta su origen helvético se omite ya en los medios) ha terminado siendo prácticamente un ‘5’, tras haber jugado como ‘6’, ‘8’, ’10’ y hasta ’11’. Sí, el todavía centrocampista del FC Barcelona hacía las veces de extremo (derecho, en el Basilea; izquierdo, en el Schalke 04) hasta 2012, cuando con Croacia comenzó a centrar su posición.

Ver Noticia