El Sevilla pisa el acelerador en la Europa League

Haber ganado cinco veces la Europa League en catorce años es ya de por sí una muestra de experiencia y concreción importante. Y el Sevilla FC lo sabe muy bien.

El equipo hispalense es el único de la competición continental, junto con el Arsenal, que ha cosechado todos los puntos disponibles en los primeros tres partidos de la fase de grupo hasta el momento. El triunfo de los hombres entrenados por Julen Lopetegui por 3 a 0 sobre el Dudelange en el partido del pasado jueves ha sido una clara muestra de que son muy superiores a varios conjuntos de este torneo y que ya tienen muchas opciones para poder afirmarse al final del gran recorrido. Con un Franco Vázquez en gran forma y autor de un doblete que ha abierto al tercer gol de Munir, el Sevilla ha dominado a su rival dándolo todo en el segundo tiempo, y parece haber pisado el acelerador en esta competición para construir cuanto antes la clasificación a fase de grupos con el primer puesto, algo que suele asegurar un enfrentamiento más sencillo en los dieciseisavos de final.

Tras un gran comienzo en la Liga, el conjunto de Nervión ha sufrido tres derrotas en el campeonato nacional, alejándose entonces de los puestos más importantes de la clasificación, aunque por ahora su sexto puesto le sigue permitiendo soñar con clasificar a la Champions el año que viene. Sin embargo, en esta temporada el gran objetivo de Lopetegui es el de volver a ganar la Europa League, competición en la que es una de las favoritas en las apuestas a ganar junto con el Arsenal y el Manchester United.

La llegada del ex técnico de la selección española ha supuesto un cambio de actitud con respecto al año pasado y, sobre todo, ha dado mucho protagonismo a Vázquez (máximo artillero del Sevilla), que en su rol de mediapunta sobresale gracias a su excelente técnica y parece haber vuelto el gran centrocampista llegador de Palermo, cuando junto con Paulo Dybala proponía un gran espectáculo y anotaba varios goles.

Junto con él en el centro del campo está haciendo un gran papel Joan Jordán, que nunca como este año se está sintiendo cómodo en el papel de centrocampista polifacético y que incluso sabe cómo y cuándo llegar.

Con un portero fiable y sólido como Vaclik y una defensa importante compuesta por Diego Carlos y Jules Koundé, el Sevilla puede desahogar del centro del campo para arriba gracias a jugadores desbordantes como Nolito y Ocampos, mientras en el rol de director del juego está el argentino Ever Banega, que en Nervión ha encontrado su sitio en el mundo. Esperando los goles de Luuk De Jong y Chicharito Hernández, Lopetegui hará hincapié en Munir, delantero que conoce desde la época de la sub-21, y que podría finalmente tener su propia eclosión en el Sánchez Pizjuán. En la recámara otro título de Europa League, el torneo fetiche del Sevilla.

Deja un comentario