Quizás sea ficticio ese tercer puesto

El Sevilla de la revolución de Monchi aún tiene que madurar muchas cosas para ser el tercero de la Liga, por muy igualada que esté ésta. Ser tercero requiere alguna proeza de vez en cuando y el Sevilla de Lopetegui va a terminar la primera vuelta sin haber ganado a ningún rival de enjundia. Dejando a un lado un partido tan anormal como el derbi, el Sevilla apenas ha sacado dos puntos en sus duelos con Madrid, Barcelona, Atlético, Valencia y Villarreal. Quizá sea ficticio ese tercer puesto que aún ostenta. El peso de la lógica cada vez holla más hondo el fino colchón que sustenta al Sevilla en la zona noble. Y se trata de la lógica inapelable del fútbol, que construye sus silogismos sobre la premisa principal del gol y la secundaria de la imbatibilidad.

Ver Noticia

Deja un comentario