Nico Oliveira: “Si tengo melancolía, miro la foto de los Biris con Bob Marley”

El ambiente era increíble. Toda la ciudad quedaba paralizada, pendiente de lo que hacían sus respectivos equipos; el ganar lo era todo y la gente te lo hacía saber en la calle. Era una alegría constante para todos y después del partido, si el resultado era favorable, la alegría podía durar meses.

Ver Noticia

Deja un comentario