Míchel sigue, pero despierta las voces discordantes

La mayor crisis de resultados del Sevilla en la última década, con un equipo absolutamente perdido, tras firmar un escalofriante ocho de 36 puntos y con el recuerdo de equipos como el Villarreal (que terminaron descendiendo a la Segunda división tras comenzar la temporada aspirando a puestos europeos), durmieron anoche los grandes protagonistas de esta pesadilla: por un lado, el entrenador, Míchel, que llegó a Madrid a las 16.00 horas tras coger un AVE en Santa Justa; y por otro, el presidente, Del Nido, y su director deportivo, Monchi, en continua conversación telefónica con el preparador madrileño para intentar comprender qué es lo que está ocurriendo.

Ver Noticia

Deja un comentario