Míchel pierde adeptos y el club contempla ya su destitución

Con un Sevilla moribundo y marcado por una crisis sin precedentes en la era Del Nido, los dirigentes del club de Nervión estuvieron durante todo el día de ayer buscando un remedio a semejante esperpento y barbarie. Hablaron Monchi y Míchel por la mañana; luego lo volvieron a hacer por la tarde; Del Nido se comunicó en varias ocasiones con el director deportivo y llegaron a reunirse por espacio de varias horas sobre la idoneidad o no de que el preparador madrileño continuara en el cargo. Y, por primera vez, hubo voces contrarias…

Ver Noticia

Deja un comentario