Maduro, atrapado en el tiempo

Esa genial película del cineasta norteamericano Harold Ramis, en el que el protagonista Bill Murray intentaba luchar contra la constante repetición del mismo día (El día de la marmota) una y otra vez, podría aplicarse al caso de Hedwiges Maduro. El centrocampista holandés militó en el rival sevillista de este sábado, el Valencia, durante cuatro temporadas y media y nunca se sintió protagonista a las órdenes de Unai Emery. Tras un comienzo prometedor en el Sevilla, cuajando grandes partidos como ante el Real Madrid, el holandés ha perdido protagonismo por culpa de una lesión y merced al buen rendimiento de Kondogbia, que le ha arrebatado el puesto junto a Medel y ha propiciado que el espigado jugador holandés tema regresar a vivir lo mismo que viviera en la capital del Turia. Teme volver a caer atrapado en el tiempo.

Ver Noticia

Deja un comentario