La vuelta de Rakitic, cosa de números y de «letras»

Que Rakitic es sevillista no lo duda nadie. Que sea tonto, sí. A sus 32 años le queda por delante un único buen contrato y hay equipos de renombre con capacidad no sólo para satisfacer sus pretensiones sino también las del Barcelona, quien no lo va a regalar. Que la transacción esté en números para el Sevilla, pese a la buena salud económica de los de Nervión, es complicado. Eso en números. Pero ¿y en «letras»? ¿Sería Rakitic el jugador que necesita Lopetegui para hacer pivotar sobre él su proyecto o hay mejores opciones de mercado para sustituir a Éver Banega? ¿Conviene apostar por una opción cara para el aquí y ahora o buscar otra de igual o mayor coste incluso, pero con miras de futuro? La respuesta sólo la tiene uno: Monchi.

Ver Noticia