La vía gala vuelve a cuadrar el modelo

La Ligue 1 ha sido siempre un caladero fundamental para el exitoso modelo de Monchi en el Sevilla. Los réditos obtenidos son numerosos y recurrentes. Van más allá de la clásica buena relación calidad-precio. El mercado francés, sobre el que el director deportivo ejerce un minucioso control, llega a convertirse en pieza clave para la gestión económica y deportiva del club de Nervión en muchos ejercicios. Su primer fichaje nada más regresar al Sevilla desde la Roma fue el de Diego Carlos, procedente de la Ligue 1. Luego llegarían de la misma competición Jules Koundé y Lucas Ocampos para completar un trío de futbolistas que no para de elevar su cotización en el mercado y con el que el Sevilla FC se frota las manos. La excepción, de momento, es la de Rony Lopes, también procedente del fútbol galo, aunque en su caso el ex del Mónaco se encuentra con un hándicap añadido: el de jugar en la misma posición de Ocampos.

Ver Noticia

Deja un comentario