La carta de Accionistas Unidos a sus asociados que te emocionará

Una vez pasada la Junta de Accionistas y disipada la duda sobre la entrada del capital extranjero en la toma de decisiones del club, Accionistas Unidos, cuyo papel fue decisivo en la votación, ha querido mandar una emocionante carta de agradecimiento a sus asociados, por el apoyo incondicional con sus títulos:

Estimada/o asociada/o:

En anteriores ocasiones nos dirigimos a ti con el fin de recabar tu apoyo, o ponerte en alerta ante maniobras especulativas que acechaban y representaban un gran peligro para el futuro del Sevilla Fútbol Club. Hoy, el motivo de este escrito es muy distinto.

Hoy cumplimos la obligación moral de darte las GRACIAS, porque de nuevo, has sido parte importante en SALVAR AL SEVILLA F.C. Del mismo modo que todos recordamos que lugar ocupábamos en el Estadio, y a quién abrazamos cuando Antonio Puerta marcó aquel inolvidable gol el 27 de abril de 2006, hoy debemos recordar tu nombre entre los que han vuelto a honrar y a defender al Sevilla F.C.

El Sevillismo que en el año 1995 se lanzó a la calle y presionó hasta salvar al Club, hoy pervive en ti y en el resto de accionistas que no venden y que tienen muy claro su compromiso. Que sois conscientes de la importancia que suponéis, no sólo para la estabilidad del Club, sino también para su pervivencia tal y como lo conocemos: Herencia de nuestros mayores y legado para las nuevas generaciones.

Tu confianza agrupándote en ACCIONISTAS UNIDOS, junto a la de más de 1.300 compañeros accionistas, ha sido esencial para impedir que aquellos que ven al Sevilla F.C. como un negocio, su negocio, y no un sentimiento como nosotros, no obtuvieran sus aviesas intenciones de apoderarse de él. La unión nos da la fuerza para ser el engranaje principal al que muchos antes menospreciaban, y al que ya todos miran.

En la pasada Junta General de Accionistas se vio la diferencia entre ti, que compraste acciones para que el Sevilla F.C. estuviese en salvaguarda –siendo además parte material tuya–, y los que las compraron y compran por codicia para especular con ellas. Tu determinación por CONSERVARLAS es el compromiso más puro y noble de Sevillismo que se recordará entre los muros del Ramón Sánchez-Pizjuán. Eres ejemplo a imitar y camino a seguir.

Porque entre el Sevilla F.C. y el dinero, elegiste al Sevilla F.C. Sabemos qué, en muchos casos, la decisión es difícil ante circunstancias personales y/o profesionales que se sufren. Por ello, tu aguante y esfuerzo incondicional de protección al Club debe servir de ejemplo para el Sevillismo y para nuestros profesionales en todo su conjunto. Si lo hacen, los éxitos sociales y deportivos estarán asegurados.

Discerniste entre la mentira, el engaño, y las falsas promesas de los que pretendían sin pudor hacerse con el Club, y la verdad del sentimiento inquebrantable anclado a tu corazón. Agarraste de la mano sin soltarlas, a la bandera y al escudo, y te pusiste en marcha. Lo acontecido te define como sevillista y persona de comportamiento leal a sus principios. Nos sentimos muy ORGULLOSOS de contar contigo. Eres PILAR BÁSICO del Sevilla F.C.

¡GRACIAS, DE CORAZÓN!

¡VIVA EL SEVILLA!