Esto empieza a oler mal

Triste imagen de impotencia la mostrada por el Sevilla esta noche en Mestalla en la derrota sufrida ante el Valencia (2-0). Los de Míchel no ofrecieron signos en ningún momento de poder llevarse la victoria ante un rival que se bastó con orden defensivo y dos saques de esquina rematados por Soldado para llevarse los tres puntos y volver a meter en problemas a los sevillistas. El bagaje ofensivo en los de Nervión, un tiro a puerta. Así imposible. Urgen medidas para evitar una debacle.

Ver Noticia

Deja un comentario