Erik Lamela y la petición de Lopetegui

Lopetegui había solicitado un futbolista que dotase de explosividad exterior al juego del Sevilla y tras las dificulatades para fichar a Guedes, ha visto la oportunidad en Erik Lamela, dentro del traspaso de Bryan Gil.

Tras un inicio prometedor, a sus 29 años, se encuentra en el punto más bajo de su carrera, justo el momento en el que Monchi suele fijarse para rescatar a los jugadores de calidad para sumarlos a la causa, por un coste no muy alto.

Así lo definen en Diario de Sevilla: Futbolista de potencia gracias a sus 1,84 metros, su especialidad es la ruptura de líneas en conducción, gracias a la calidad de su pierna izquierda y su capacidad de desborde en carrera, por dentro o por fuera. Puede actuar de extremo derecho, su posición prioritaria a pierna cambiada, izquierdo o medio ofensivo. Usa muy bien el cuerpo para defender la pelota, tiene buen golpeo y ha marcado goles de cabeza y con las dos piernas.

Ver Vídeo