Crónica: Cuando vas de verdad (0-5)

La calidad suele mandar; casi siempre. Pero si a ello le unes el instinto ganador, la lucha y la concentración contra un equipo menor, el mando se hace absoluto. Como hoy. Como el Sevilla, que mareó al Escobedo y que se metió en los dieciseisavos de la Copa del Rey tras ganar 0-5 con los tantos de De Jong, Nolito, Ocampos, el Mudo Vázquez y Óliver Torres. El Sevilla fue un reflejo de Lopetegui y su carácter ganador tras las dudas en el primer encuentro de la Copa, ante el Bergantiños. Hoy, en tierras cántabras, el Sevilla sí se mostró como un equipo grande con el incombustible Navas por la derecha y con un Nolito que terminó convirtiéndose en claro protagonista del duelo por su buen hacer arriba.

Ver Noticia

Deja un comentario