Un cerrojo en el Sánchez-Pizjuán

La fuerza de Nervión se demuestra de muchas maneras. La última, al analizar cómo se ha convertido en un auténtico cerrojo para sus rivales durante este tramo de la temporada: sólo ha recibido dos goles en LaLiga, un valor que le ha ayudado sin duda a ganar todos los encuentros, exceptuando el primero, ante el Español, que terminó con empate a uno. Así pues, sólo Baptistao y el futbolista del Leganés Szymanowski, de penalti, saben lo que es marcar en el Sánchez-Pizjuán esta campaña como rivales en la competición de la regularidad. El dato tiene aún más trascendencia si se tiene en cuenta que sólo en tres temporadas a lo largo de la historia del Sevilla, en la 2005-06, en la 1990-91 y en la 1955-56, había recibido menos tantos a estas alturas (uno en cada campaña).

Ver Noticia

Deja un comentario