Campaña no tiene precio y Carlos Fernández podría entrar en la operación

Siguiendo el ejemplo de Lerma fue una renoventa de manual en la que Quico Catalán y su agente llegaron al acuerdo verbal de facilitar su salida en caso de ofertas interesantes pero sin establecer ninguna cantidad fija, ni por escrito ni de ninguna otra manera. Desde entonces se ha hablado de 30 ‘kilos’ como cifra estándar e incluso de rebajarla con algún jugador que pudiese encajar a cambio. Hace un verano el Sevilla estaba dispuesto a llegar a 20, pero no se dio pie a la negociación. Ahora, pese a los continuos cantos de sirena, tampoco hay novedad. A Monchi le gusta y mucho, pero en la terna hay otros candidatos como Parejo o Rakitic. En Orriols están con un ojo en el Pizjuán, donde hay un futbolista que podría encajar a las mil maravillas como es Carlos Fernández, el que ha sido goleador durante su cesión al EuroGranada y una de las sensaciones de LaLiga. Sin embargo, por el delantero hay cola y Lopetegui difícilmente renunciará a él, todavía menos sin testearlo directamente. Su cesión nuevamente a otro club, excepto si es él quien la pide en busca de minutos, se antoja difícil.

Ver Noticia