¿Borrón de buen escribano?

Míchel paga con la derrota y la despersonalización del equipo la renuncia a su ideario táctico, que fue mejorando con soluciones válidas como darle a Trochowski la huérfana banda izquierda.

Ver Noticia

Deja un comentario