Amo, ante el día para tomar la alternativa

La persona más feliz en el vuelo de la expedición sevillista a Luxemburgo era José María Amo, uno de los capitanes del Sevilla Atlético. Había que estar ahí para aprovechar una oportunidad y le ha llegado por las circunstancias de la primera plantilla, cierto, pero también por su concienzudo trabajo. Y por su tesón para sobreponerse a las adversidades: el joven central de 21 años tuvo que hacer frente a una rotura de ligamentos cruzados en abril de 2016 y a una recaída en diciembre de 2017. No es muy alto, 1,81 metros, pero sí fuerte, con muy buena salida del balón, desplazamiento en largo y cierta capacidad para salir conduciendo la pelota pese a no ser muy rápido, y hoy está ante la oportunidad de debutar con el primer equipo del Sevilla FC.

Ver Noticia

(Visited 1 times, 1 visits today)

Deja un comentario