A 10 centímetros de ser cesado

Durante la segunda parte del partido del Sevilla contra el Villarreal, mucho vieron como el tiempo de Julen Lopetegui se agotaba en el banquillo sevillista, conforme llegaban los arreones del submarino amarillo a la portería de Dmitrovic.

Dos ocasiones claras en los minutos finales hicieron tambalear el puesto del técnico vasco, que no hubiera soportado una derrota más al frente del conjuto rojibalnco.

Pero la opción más clara del conjunto amarillo fue el claro penalti señalado por Hernández Hernández, que después terminó anulando el VAR, por un justísimo fuera de juego.

Apenas unos centímetros salvaron la cabeza del entrenador, ya que el Sevilla ya no tenía fuelle para llegar a la portería rival, en caso de haber encajado la pena máxima.

Quien sabe si dentro de unas semanas estamos recordando esta acción, con un Lopetegui que ha conseguido levantar el vuelo y dejado atrás la crisis de juego y resultado, con la que ha comenzado la temporada.