El recuerdo de la gran caída

El Sevilla de Lopetegui tiene la oportunidad de cambiar el prisma con el que sus aficionados visualizan un estadio en el que pocas veces se han dado buenos resultados para sus intereses y que la pasada campaña, por ejemplo, marcó el comienzo de un fatal declive. Si ya de por sí Mendizorroza es un estadio históricamente poco favorable para los intereses del Sevilla, en el que no gana desde hace cerca de 19 años, el recuerdo de la última comparecencia del equipo blanco sobre la hierba vitoriana no es tampoco muy positivo. No por el partido y el resultado en sí, pues el equipo entonces entrenado por Pablo Machín no perdió y pudo sumar un punto (1-1) gracias a un tanto postrero de la sociedad que mejor funcionó en toda la temporada: asistencia de Sarabia y remate de Ben Yedder. El aspecto más negativo de aquella última cita en Vitoria, fechada el 2 de diciembre del pasado año, es que marcó la tendencia descendente de la que el proyecto de Machín ya no saldría.

Ver Noticia

Deja un comentario