El caso Arias en el Sevilla

La planificación del Sevilla 17/18 saldrá bien, mal o regular, pero lo que está claro es que está alejada del modelo que nos trajo hasta aquí. Creo que Arias, en el fondo, ha ido a asegurar. La mayor parte de las inversiones fuertes (Banega, Nolito, Navas o Kjaer) son futbolistas de presunto rendimiento inmediato, pero que no deben dar rédito económico a medio plazo y un plantel que solía estar entre los más jóvenes del país, ha dado paso a un conjunto bastante veterano (el tercero con más edad media, casi tres años mas que el Valencia). Por otro lado, siempre se dijo por Monchi que el entrenador daba perfiles y la Dirección Deportiva fichaba. En cambio, esta temporada, han venido buenos futbolistas cuyo fichaje puede estar condicionado por cuestiones adyacentes (por ejemplo, la llegada de Nolito o Navas viene empujada por la obligatoriedad de nacionales y canteranos para jugar Champions) y de otros que individualmente pueden ser fantásticos pero que casan en el sistema de Berizzo como Pablo Iglesias en un Besamanos. El ejemplo principal (no puede ser otro) es el del fichaje más caro de la historia del Sevilla; en mi opinión, Muriel es un futbolista que, o para jugar a la contra o para jugar con dos puntas, tiene pinta de ser extraordinario. Pero para jugar como referencia solitaria en un equipo sobón como el que plantea Berizzo, pues chirría.

Ver Opinión Completa

Deja un comentario