Así evolucionan los tocados del Madrid

Sergio Ramos es el que más complicado tiene llegar a la cita de este sábado ante su ex equipo, debido a que sufrió un esguince de tobillo en la final de la Supercopa, tras una mala caída en un salto con Morata. En la vuelta a los entrenamientos de los merengues hizo ejercicios en el gimnasio, junto a a Luka Jovic trabajaron en el interior de las instalaciones. Y Benzema tampoco lo tiene fácil, ya que arrastra una lesión muscular en la pierna derecha. Benzema sí hizo trabajo de césped y empezó a tocar el balón, parcialmente, aunque lo hizo al margen de sus compañeros. Bale se ejercitó a pleno rendimiento con el resto de los compañeros.

Ver Noticia

Deja un comentario