Una planificación complicada

Monchi se enfrenta a una de las planificaciones más complicadas de su carrera, no por la cantidad de nombres que deba traer sino por la calidad de los mismos.

La plantilla está muy conformada, con un nivel muy alto y mejorar lo existente es difícil. Traer a titulares que suplan a los existentes es tarea ardua que además requiere dinero.

Para obtener esa liquidez hace falta ventas y el mercado está muy parado por la Eurocopa y la crisis de la pandemia. Hay más oferta que demanda y mientras los grandes no se muevan, no se podrá agilizar las operaciones.

A Julen le gusta el mercado nacional. Joselu y Javi Galán gustan, pero no habrá negociaciones hasta saber la disponibilidad económica. Los riesgos a asumir serán mínimos.