Un escaloncillo para la élite absoluta

Según el director deportivo del Sevilla, el equipo está cerca de la élite, y sólo falta un pequeño escalón:

«Estamos en la élite. Cuando no ganas siempre y te enfadas es porque estás ahí. Falta un escaloncillo, pero lo vamos a dar seguro, cien por cien lo vamos a dar. Y volveremos a vivir otro momento como este, e igual que en Valencia con el gol de Mbia, en Shakhtar con el de Palop, lo de Rodri en Almería, la fortuna nos sonrió, ayer nos volvió la cara. Y hay que afrontarlo con entereza, no volviéndole la cara al error, el error te hace crecer, y buscándole soluciones para volver a vivir momentos como el de anoche, pero con un final feliz, evidentemente».

«Sólo hay que ver la reacción del sevillismo, una reacción de rabia, de dureza, contra el equipo, contra los gestores, porque estamos acostumbrados a ganar y cuando no ganas es muy difícil asumir que un día no puedes ganar. Lo que para otros sería un mérito, estar en una semifinal y que te elimine el Barcelona, para nosotros es un disgusto, una tragedia».