Tras Nianzou, un delantero, con tres nombres sobre la mesa

El Sevilla FC ya tiene prácticamente cerrado, a expensas del reconocimiento médico, el fichaje de Tanguy Nianzou, procedente del Bayern de Múnich.

Con esta adquisición, el club de Nervión se hace con el central que sustituirá a Koundé, que tiene la posibilidad de jugar también como pivote defensivo, por lo que Monchi mata dos pájaros de un tiro.

Tras este fichaje, el club se centrará en buscar un delantero, que ha sido la petición expresa de Lopetegui.

Raúl de Tomás sigue siendo la opción preferida por el técnico vasco, que tampoco le haría ascos a jugadores como Belotti, que sigue libre, o el último ofrecimiento llegado a las oficinas del Sánchez-Pizjuán, el italiano del PSG Mauro Icardi, que está apartado por su equipo.