Las 4 reglas para la vuelta a los Estadios

Inscripción previa, renuncia a tu asiento, toma de temperatura…
Previamente, los clubes deberán elaborar una lista de aficionados que quieran volver a los estadios. A estas personas, que podrán descargarse el documento para solicitar su inscripción, se les solicitará datos personales, una forma de contacto y tendrán que aceptar una serie de nuevas condiciones para acceder a los campos. Entre éstas está el tener que renunciar a tu asiento habitual, ingresar por la puerta que te asigne el club y sentarte en la localidad que se le indique -a los abonados sí deben garantizarle un asiento del mismo tipo del habitual-. Y también deben pasar una toma de temperatura. No se podrá acceder al estadio con 37’5º grados. Si das esa cifra o una superior, se repetirá la toma de temperatura diez minutos más tarde y si se vuelve a dar no se podrá entrar.

Las zonas del estadio que podrán ser usadas
La venta de entradas la gestionará el club, pero dentro del campo, el aforo estará limitado, ya que tendrán que garantizar la separación entre los espectadores de 1,5 metros en todas direcciones -por lo que habrá filas sin ocupar-. Y los aficionados serán agrupados de dos en dos. Una vez asignados los asientos serán señalados con una pegatina verde. En este sentido, los clubes podrán usar todas las zonas del estadio para colocar a sus aficionados salvo las posteriores a los banquillos y las tres primeras filas de fondo. Ahí, como ahora viene sucediendo, estarán los jugadores de cada equipo y, en el fondo, los fotógrafos. El protocolo tiene en cuenta la edad y algun tipo de discapacidad, con el fin de facilitar el acceso a las personas mayores y a los discapacitados.

Acceso a los estadios
En primer lugar, no se va a permitir al espectador que esté deambulando a la entrada. De hecho, se van a diseñar pasillos, con vallas y elementos de separación, para acceder al campo. El personal de seguridad se reforzará y también el uso de gel hidroalcohólico. Habrá varias franjas horarias (cuatro o cinco) para poder acceder a los estadios a partir de una hora y media antes del partido y hasta 15 minutos antes del mismo. Esta última franja estará reservada para los colectivos más vulnerables (personas mayores y discapacitados). En cuanto al desalojo del estadio, se va a hacer por filas, en función de la proximidad a las bocas de salida.

Dentro del estadio
No habrá comercio. A cada espectador se le entregarán a la entrada dos botellines de 33 cl. de agua. Lógicamente, el uso de mascarilla sigue siendo obligatorio por ley, por lo que el partido se deberá ver con ella puesta y, salvo causa de fuerza mayor, siempre habrá que estar sentado en el asiento. No hay fecha prevista para el regreso de los aficionados, pero los clubes deben de empezar cuanto antes a recabar la inscripción para poder estar listos el día en que se permita el acceso. Por una cuestión de tiempo, puede tardar unos días.