Temor en el Sevilla de no superar los 39.200 abonados del curso anterior

La pretemporada no ha empezado como se esperaba en el Sevilla, que sigue enfrascado en interminables negociaciones que no terminan de fructificar en fichajes y tiene que afrontar un nuevo divorcio con gran parte de su afición por una nueva subida en el precio de los abonos. Si durante toda la semana más de 50 peñas y agrupaciones de sevillistas enviaron en cadena una misiva a la directiva del club para quejarse por los precios de los carnets, el miércoles varias decenas de hinchas se agolparon en la puerta número 1 del Ramón Sánchez-Pizjuán para protestar por la misma razón, mostrando una pancarta que decía: «Nuestra pasión no es vuestro negocio».

Ver Noticia[ad id=»88331″]

Deja un comentario