Se avecina otra pequeña revolución

El fútbol cambia cada verano y no pasa nada por ello. Es el hábitat del Sevilla, un estado natural en el que se mueve sin miedo. Con mayor o menor tino, quizás porque la figura de Monchi tranquiliza, se tiende a pensar que el Sevilla ya tiene una base de plantilla confeccionada. Efectivamente, cuenta con jugadores muy competentes (Diego Carlos, Fernando y Ocampos, principalmente) y un grupo de lugartenientes que acompañan adecuadamente (Vaclik, Navas, Óliver Torres, Joan Jordán…) Pero echando un vistazo a la plantilla, se adivinan de nuevo profundos cambios, casi la revolución de todos los veranos con el aval de que la dirigirá Monchi. Varios jugadores tienen sus días contados. O cuando menos, su futuro muy en el aire.

Ver Noticia