Pepe Castro: «Es evidente que no estamos jugando bien…»

El Presidente Castro acudió a Radio Marca para valorar la situación del equipo a tres jornadas para el final, con la clasificación para la Champions en el bolsillo, pero con un evidente bajón de juego que no es ajeno al máximo mandatario.

– Mal juego del equipo: «Que no estamos jugando bien es evidente, el presidente también tiene ojos en la cara y los últimos partidos no están siendo buenos, pero noto las ganas del equipo. En Villarreal peleó, luchó como pudo pero fue superado en varios momentos del partido. Pero tuvo esa rabia para ir a empatar. Hicimos una primera vuelta extraordinaria, siendo un equipo serio y reconocible, pero en los últimos partidos no está siendo así. Haremos autocrítica al final de temporada. Ojalá todos los años que estemos mal, sea siendo terceros, estando muchas jornadas segundo y mirando hacia arriba».



– Excusas de una temporada complicada: «Estamos llegando muy justos a final de temporada, es evidente. Muy pocos jugadores pudieron hacer pretemporada. La pandemia ya no es un pretexto, no hablamos de rendimientos ni lesiones, también de acumulación de partidos internacionales que al final es malo, y sobre todo en esta temporada por intentar paliar aquellos partidos que no se dieron en la pandemia. Nuestros internacionales se iban para jugar incluso tres partidos consecutivos».

– Críticas del Sevillismo: «Hay que respetar a los que critican porque, si lo hacen, es porque no se están haciendo las cosas bien, pero también hay que mirar otras cosas. Respeto a los críticos, pero mi afición es la mejor del mundo. Cómo voy a quitarles la razón si van 1.300 a Villarreal. La afición es enormemente inteligente y critica cuando tiene que criticar, y anima cuando tiene que hacerlo. Estamos hablando de partidos que estamos jugando mal. Es una entidad que ha crecido una enormidad, que ha estado 18 veces en los último tiempos en Europa, tantas cosas que porque juguemos mal unos partidos, porque se haya gestionado mal cualquier situación deportiva, no vamos a rasgarnos las vestiduras».

– La plantilla con el entrenador: «No habrán visto ninguna queja de ningún jugador de su entrenador. El equipo marcó ayer en el descuento porque tuvo fe. Es fútbol. La plantilla está intentado hacer todo lo que puede en un año muy duro. También son personas, los cuerpos son cuerpos y pasan demasiadas cosas. Ayer mismo no pudo jugar Ocampos. Este año prácticamente no ha podido poner al mismo equipo dos o tres partidos seguidos. Vi a nuestra gente con muchas ganas buscando un punto que al final conseguimos».