El órdago de Tomas Vaclik al Sevilla FC

Tomas Vaclik (Ostrava, 1989) es un tipo de ideas fijas y objetivos claros. Terco y tenaz, el portero del Sevilla, internacional indiscutible con la selección checa, sabía lo que quería cuando cruzó la frontera del fútbol suizo a la Liga de las Estrellas. Con su rodilla derecha alumbrando con la bombilla roja por sospecha de rotura, el checo apostó fuerte y ganó. La historia pudo escribirse de manera diferente, porque los servicios médicos del club nervionense, cuando los primeros exámenes previos a la firma de su contrato detectaron que la rodilla derecha presentaba inestabilidad y riesgo alto de lesión. Tomas Vaclik y su agente de Nehoda Sport veían el panorama oscuro desde el hotel Los Lebreros y llamaron al Sevilla para reunirse de inmediato y proponer al club un órdago: si se lesionaba y dejaba de jugar un partido por culpa de la rodilla derecha, él no cobraba. Incluso, daba manos libres al club nervionense para que le rescindieran el contrato. Un todo o nada. Los ejecutivos sevillistas (con Joaquín Caparrós a la cabeza) no se lo pensaron dos veces.

Ver Noticia

(Visited 1 times, 1 visits today)

Deja un comentario