Navas: «Como un montón, pero no paro quieto»

Según la ficha que uno mire, hay diferencias en el peso de Jesús Navas (Los Palacios, 21 de noviembre de 1985), pero ningún perfil dice que pesa más de 64 kilos. En realidad, los que más se repiten son los que dicen que pesa 60, finísimo y con un cuerpo más propio de maratoniano que de futbolista. Admite abiertamente que las entrevistas no le entusiasman, pero es correctísimo y se va sintiendo cómodo a medida que habla de Los Palacios, de sus hijos o de sus inquietudes. Navas, que heredó los ojos azules de su padre, es ahora mismo uno de los rostros más conocidos de esta selección en obras, inmensamente feliz con esta segunda etapa después de cinco años sin vestirse de rojo.

Ver Entrevista

Deja un comentario