Mudo Vázquez y Sergi Gómez se llevaron todas las críticas

– Franco Vázquez – Más allá de los errores en el pase, imposible jugar con menos ganas: Quedó retratado en la temporada en la que seguramente acabe su relación contractual con el Sevilla. Más allá de algunos errores en los pases, que los tuvo y originando jugadas de gol del Chelsea, lo peor fue su actitud, su pasotismo. No ayudó jamás a Jesús Navas y fue un agujero por el que se escapaba todo el agua en la presión.

– Sergi Gómez – Estaba en todas las fotos y no para bien: No se le puede negar que pone todas las ganas del mundo, que pelea, que lo intenta, que su actitud es realmente sobresaliente, pero para jugar al fútbol a este nivel no basta con el deseo y con su bonhomía. Estaba cerca en casi todos los goles de Giroud y en algunos con errores realmente evitables. El colmo hubiera sido el segundo penalti con las manos.

Ver Noticia