Monchi no tiene otra opción

El mercado está parado. Los clubes no tienen la alegría económica de otros años y están a la espera de que finalice la EuroCopa o que empiecen los movimientos en el mercado inglés. El modo de operar de Monchi siempre ha sido adelantarse al mercado y sólo firmar a última hora algún complemento de la plantilla u opción que se ponía de cara.

Este año tendrá que esperar a saber de cuánto dispone, con la venta de alguno de sus principales baluartes, llámense Koundé o En-Nesyri. Sin esa premisa, no podrá abordar su sustituto y mejorar la unidad B, una de las peticiones de Lopetegui.

No queda otra posibilidad que aguantar a que venga una gran oferta y abordar las opciones A de la agenda. Así por ejemplo vemos como jugadores tipo Javi Galán, Tecatito o Joselu, están rechazando propuestas de otros equipos a la espera de la llamada del de San Fernando.