Lopetegui, en la picota

Tras la derrota en Granada, los críticos de Lopetegui han vuelto a lanzar su ira contra el entrenador sevillista, que siempre ha estado en la picota desde que llegó a Sevilla. A pesar de sus buenos resultados, ha bastado una derrota para que la situación del técnico vasco vuelta a estar en entredicho.

Hasta el propio Monchi ha tenido que salir en redes para apaciguar los ánimos: «Exigencia, toda. Autocrítica, la máxima. Confianza, merecida e infinita. I trust in you (yo creo en ti)», escribió el director deportivo.

Es cierto que el juego, el rendimiento de algunos jugadores, el tirar los partidos en la primera parte y los bandazos del entrenador, hacen que su labor sea criticada, pero el bagaje del vasco es tan amplio en Sevilla que debería ser suficiente para que no se monte una trifulca cada vez que hay una derrota.

Lopetegui siempre será un sospechoso para parte de la afición sevillista y ni los éxitos deportivos sirven para los focos le apunten constantemente.