Las justificaciones de una semana de entripado para el sevillismo

En un acto con el boato que merecía -el que se ha ganado en el campo-, Unai Emery fue presentado ayer como entrenador del Sevilla para las dos próximas temporadas. Un evento que se había convertido en la mayor obsesión del sevillismo días después de la final de la UEFA Europa League que la entidad de Nervión conquistó en Varsovia. El suspense y la intriga que rodeó al proceso de renovación del entrenador llevó a pensar que el técnico que ha sumado dos títulos europeos más a las vitrinas del Sánchez-Pizjuán, logrando además la clasificación para la Champions, emprendería un periplo en busca de nuevos horizontes lejos del Sevilla, sobre todo por la reunión casi retransmitida en directo con los dirigentes del Nápoles en Madrid, un encuentro que tanto el presidente como el director general deportivo vieron ayer como «normal» aun con el entripado que en ellos provocó en su día.

Ver Noticia

Deja un comentario