Una situación casi desconocida

No será la primera vez en Liga desde que llegara Lopetegui, pero el Sevilla FC afrontará una situación casi desconocida, jugando un partido de Liga sin alguno de sus dos centrales baluartes en defensa. Siempre hubo uno sobre el césped en los 83 partidos ligueros que se han jugado hasta ahora, salvo un encuentro ante el Elche del pasado mes de marzo que terminó con derrota sevillista.

Con Diego Carlos sancionado y Koundé sin saber exactamente el motivo por el que no viaja, el técnico del Sevilla tendrá que jugar con una defensa inédita que podría estar compuesta por Navas, Gudelj, Rekik y Augustinsson. Veremos que inventa el técnico vasco o si fuerza la participación del tocado Acuña.