La previa: El Sevilla y la Champions, camina o revienta

Partido en casa, al día siguiente entrenamiento de recuperación, evaluar golpes y fatigas, al día siguiente viaje, partido fuera, regreso y otra sesión de recuperación. Esta diabólica miniliga que Javier Tebas se ha sacado de su manga de tahúr no da respiro. Todo es asfixiante. Y con mascarillas. Más que un campeonato de fútbol, parece una prueba de Ironman tan de moda, en las que se lleva al límite el cuerpo humano. Quien más resista gana. No hay más. Los preparadores físicos deben andar locos ante esta loca carrera hasta el 19 de julio. Sucede que hoy el entrenador sevillista sigue teniendo razones para refrescar el equipo, pero menos: el siguiente partido será el martes en Leganés. Dispondrá de ¡tres días! para prepararlo. Y lo de hoy es clave: con cuatro puntos de colchón sobre el Getafe, que es quinto, esta jornada los de Bordalás reciben a la Real Sociedad mientras que el Villarreal visita al Valencia. Quiere ello decir que si el Sevilla gana hoy, los empates ante Barça y Villarreal habrán sido excelentes. Y el horizonte hacia la Champions se habrá despejado aún más para los nervionenses.

Ver Noticia