La obligación de dosificar a Fernando

Fernando va camino de otro año repleto de exigencia, al llevar ya nueve partidos entre Liga, Champions y la Supercopa de Europa. Lopetegui debe administrar bien los esfuerzos en dicho puesto, posiblemente alternando con Óliver Torres y sobre todo Gudelj, jugadores que no se acercan a su calidad, pero… Del brío que haya en las piernas de Fernando dependerá que el equipo siga carburando. En mala hora llegó la pandemia, pero quienes piensan que el pasado confinamiento le vino bien al Sevilla (recuerden, se encontraba a las puertas de un derbi, de dilucidar la eliminatoria ante la Roma y con Fernando KO por un largo perído de tiempo) puede que tengan mucha razón. Fue recuperarse el brasileño, enchufarse a la competición y el equipo voló hasta cotas inolvidables. Lo mejor es que Fernando tiene el libro del fútbol en la cabeza y sabe cuándo emplearse a fondo. Y por supuesto, sus ganas de seguir compitiendo. «Corro como un chaval», proclamó. Un chaval de 33 años, cuyo concurso durante toda la temporada será fundamental.

Ver Noticia