La nueva cláusula de Bono espanta a posibles compradores

El Sevilla FC anunció hace unas semanas la renovación de Yassine Bono por una temporada más, hasta 2025. Con esta ampliación se reconocía la trayectoria del portero en el Sevilla, ya que tenía uno de los salarios más bajos de la plantilla.

El nuevo contrato firmado, supuso un aumento de la cláusula de rescisión, que pasa de los 30 a los 50 millones de euros, según apuntan en Orgullo de Nervión y Estadio Deportivo.



Con este aumento, tanto el club como el guardameta mandan un aviso al mercado, de cual es su postura ante una hipotética venta, que tendría que estar marcada por esa línea que marca su cláusula.