Entre la esperanza y la incertidumbre con este Sevilla en el 2020

Esperanza, expectativa, incertidumbre… Es difícil medir qué sensación tiene el sevillismo sobre lo que le puede ofrecer el Sevilla en 2020. Pero es difícil cuestionar que las apuestas de Monchi en Julen Lopetegui y en la revolucionada plantilla que configuró entre la primavera y el verano del año que se va están bien ratificadas por dos datos objetivos irrefutables: el tercer puesto en la tabla y el estatus de ser el mejor visitante de la Liga. Aunque, igual que hay datos objetivos incuestionables en lo positivo, hay otras cuestiones que pueden llevar a la inquietud ante lo que puede deparar la segunda parte de la temporada: las deficiencias de la delantera y los bajones de rendimiento tras el solsticio invernal en las tres campañas precedentes. Y ahí está la madre del cordero, si el Sevilla, con estos mimbres y esta delantera tan poco eficaz, será capaz de mantener el listón alto en la Liga y competir en unas eliminatorias cada vez más exigentes. Ahí está la disyuntiva entre la esperanza y la incertidumbre con la que el Sevilla llega a 2020.

Ver Noticia

Deja un comentario

Noticias anteriores

'; for($i = 1; $i <= 12; $i++) { $post = get_previous_post(); setup_postdata($post);?>
'; $post = $orig_post; ?>