La corriente derrotista no beneficia al Sevilla

El Sevilla sabe que va a sufrir en el Camp Nou y que entra dentro de lo probable que Messi y compañía consigan una remontada, pero más lo creerán si se instala desde la propia Sevilla el sentimiento de derrotismo y se le da forma de realidad a lo que es una simple sensación externa: ese supuesto miedo escénico a tutear a un grande. Cuesta creer que un equipo que ha ganado diez títulos este siglo, el último con este mismo entrenador, con los mismos futbolistas y hace sólo unos meses, lo haya hecho arrugándose ante los grandes.

Ver Noticia