Informe técnico: Rog equilibra y, sin querer, activa el ataque

El fútbol es una ciencia inexacta en la que un entrenador puede llegar a intentar buscar un efecto conservador con un cambio y que el resultado en el terreno de juego sea todo lo contrario. Joaquín Caparrós, que planteó un partido para que el Sevilla saliera retraído pese a necesitar el triunfo y que hizo una variante en el dibujo incluso con un 1-4-1-4-1 que desnudó en defensa a un equipo sin intención alguna de ir a la pelea y de meter ritmo, eligió a Rog como tercera sustitución para evitar que Roque Mesa acabara encontrando lo que lleva tiempo buscando, la expulsión. Sarabia ya había empatado, pero en el banquillo estaba Bryan Gil para ir a por el triunfo, que es lo que le hubiera permitido estar hoy empatado a puntos con el Valencia en la cuarta plaza. Pero la casualidad quiso que con esa elección el centro del campo sevillista se reordenara, que acumulara más piezas allá por donde el Atlético había encontrado antes –sin quererlo– un solar y que al final incluso tuviera opciones de ganar.

Ver Noticia

Deja un comentario