Informe técnico: Mano de entrenador, pie de futbolista

Al estratega vasco respondió sobre el cuidado césped vasco el futbolista rosarino, que ya en la primera mitad fue artífice de la excelente puesta en escena de un Sevilla mandón y bien agarrado al partido, pese a su escaso remate, y que en la segunda asió el mando del juego, tomó la responsabilidad de la perfecta falta que convirtió en el empate y acarició el balón, fuerza y terciopelo a un tiempo, para que Munir, que tiene el gol del que carecen En-Nesyri y De Jong, rubricara la remontada para hacer justicia en el marcador. El absentismo de Suso en la jugada del 1-0, dejando un pasillo que aprovecharon los atacantes vascos, fue paliado en la segunda parte en su nueva posición de mediocampista, cuando Lopetegui, contra todo pronóstico, quitó a Joan Jordán. El guipuzcoano entendió que el partido había que ganarlo con calidad más que con brío.

Ver Noticia