Historia de un desencuentro

Del Nido padre vuelve a arrasar. O al menos a intentarlo. Del Nido hijo, cansado de los huracanados pasos de su padre, ha dicho basta y ha hecho valer su criterio por encima del ordeno y mando habitual de su primogenitor. Hubo un momento en el que Del Nido padre mandaba y Del Nido hijo actuaba, algo completamente lógico. Para encontrar el germen de lo que ahora ocurre es importante retroceder al año 2017, al verano en el que Vitolo dio la espantada. El padre, enfadado, mantiene ahora que su hijo no defiende adecuadamente los derechos de su capital e incluso le censura que se haya subido el sueldo. A tan ambigua queja conviene ponerle el primer apellido, al final la clave de todo: dinero. Del Nido siempre quiere más dinero. Sectores del sevillismo piensan que Del Nido Carrasco ha ganado puntos para ser el futuro presidente del Sevilla FC. Aunque por el pacto le tocaría dentro de tres años, no parece nada probable que su padre lo permita, salvo que se arregle la relación.

Ver Noticia